¡Hola! me llamo Jordi Mestrich. Soy emprendedor, fotógrafo y arquitecto.

No sé distinguir cuál de estas tres es mi afición o mi empleo ya que las tres me apasionan y las tres las ejerzo profesionalmente.

A pesar de las dificultades iniciales, creo que lo que hizo eso posible fue un acuerdo al que llegué con el que llamo mi Yo Director. Un día me comprometí con él para lograr hacer realidad todo aquello que nos propusiéramos, o por lo menos a intentarlo.

Me considero feliz tanto a nivel profesional como a nivel personal y también me hace feliz el intentar ayudar a otras personas a serlo.

Hace un tiempo descubrí que mediante la escritura podía compartir algunas de mis experiencias, algunos errores cometidos y también algunos aciertos, y que hacerlo podría ser de utilidad para otras personas. Ayudar a que logren sus objetivos en la vida, tanto personales como profesionales (¿acaso no es lo mismo?) y contribuir a que sean más felices.

Desde entonces escribo en este blog compartiendo temas, herramientas y reflexiones que me interesan y que me han ayudado.

Comparto mis ideas con el deseo de que te ayuden a ti también y de que te acerquen un poco más a los propósitos que te hacen feliz.

Por cierto, la frase de la fotografía que encabeza ésta página “Not all who wander are lost” la saqué de la guía de viajes Lonely Planet y podría traducirse en algo así como “No todos los que deambulan están perdidos”.

Es una frase que leí en un momento convulso de mi vida en el que me creía perdido, buscaba respuestas pero no las encontraba. Sin embargo con los años me he dado cuenta que esos momentos de crisis e incertidumbre son en realidad lecciones clave, procesos de aprendizaje y enseñanzas vitales que nos ayudarán en la vida.

Así que si te encuentras perdido o en algún momento difícil no desesperes, quizás en no mucho tiempo encuentres un significado y un sentido a lo que te está ocurriendo.

Desde entonces esa frase me acompaña y se ha convertido en un auténtico lema para mí.